El año 2021 es un año lleno de incertidumbre debido a los efectos a largo plazo, provocados por el SARS-CoV-2, causante de la enfermedad coronavirus 2019 (COVID-19), ya que la atención mundial se centrará en la recuperación, aunque los nuevos brotes nos obligan a tomar medidas que eliminan aún más las perspectivas de recuperación.

Los nuevos cierres, toques de queda y prohibiciones entraron en vigor en diciembre, un mes tradicionalmente generoso para sectores como el turismo y la construcción. La magnitud del reciente repunte del optimismo en los mercados financieros parece estar desconectada de la evolución de las perspectivas económicas fundamentales, por lo que no sabemos realmente que pasara este año 2021.

Hay una cosa que está clara, debido a la mala economía, los toques de queda y los rebrotes de la enfermedad, cada vez mas personas buscan casas a las afuera de la ciudad. Vivir lejos de los grandes centros te permite desconectar del bullicio de las calles. Hay acceso a comodidades que en la ciudad implicarían un aumento considerable en el precio de la propiedad. Estos beneficios tienen un impacto positivo en la calidad de vida.

Está claro que, por culpa de la pandemia, cada vez más personas están convencidas de comprar una casa o apartamento prefabricado fuera de la ciudad con patios, piscinas y naturaleza, para desplazarse tranquilamente sin temor a ser contagiados por una enfermedad que puede provocar la muerte.

Las casas prefabricadas se han convertido en la solución más destacada del año 2021, gracias sus excelentes característicos, de fácil instalación, calidad y bajos costos, las cuales son construidas íntegramente en una nave industrial. Se asienta en el suelo y las instalaciones están conectadas a la red local. La mayoría de sus piezas ya están prefabricadas de antemano. Esta tipología tiene el gran atractivo de ser fácilmente ampliable en el futuro.

Son una tendencia inmobiliaria en ascenso, se estima que construir una casa prefabricada cuesta entre un 15 y un 30% menos que construir una casa tradicional, las cuales son diseñadas a la medida de cada cliente, también brinda la probabilidad de elegir entre una gran cantidad de estilos, diseños y materiales de calidad. Siendo actualmente uno de los tipos de vivienda más económicos, seguros y versátiles de la actualidad.

Ventajas más destacadas de las casas prefabricadas.

  • Bajo Coste.
  • Ahorro de materiales.
  • Ahorro energético.
  • Fácil construcción e instalación.
  • Versátiles.
  • Diseño a la medida.

Otras ventajas de las casas prefabricadas y la industrialización es la seguridad de los empleados durante su jornada laboral. El ritmo de trabajo apenas se ha visto afectado por el contexto de covid-19, gracias a haber introducido la innovación en todos sus procesos desde el principio.

La crisis del coronavirus despierta el interés por la industrialización en sectores como la construcción, que suponen el 7% del PIB en países como España. El interés por las casas prefabricadas ha aumentado desde que comenzó el encierro. Las empresas de construcción han establecido declaraciones responsables y subcontratación de solicitudes de licencia para ayudar a impulsar el sector de la construcción.