Este maravilloso tema tiende a volverse un dolor de cabeza para la mayoría de las personas y muchas veces pese a los elevados costos prefieren pagar a un decorador profesional o simplemente prefieren eludir el tema e ignorar la decoración del hogar. Un hogar sin decoración es como un jardín sin flores, carente de gracia, de encanto y termina siendo un desperdicio tener una hermosa casa sin estilo.

No necesitas reformas integrales con la decoración del hogar se busca personalizar los espacios, reflejar tu estilo personal, tus emociones a través  de los colores y buscar el ambiente que mas bienestar te produzca, en realidad, decorar la casa es una tarea divertida y gratificante, mientras lo haces toda tu buena energía se queda en el lugar, lo personalizas y seguro que lo disfrutaras mucho mas.

decoracion con reforma integral

Cuando empieces a decorar tu hogar la palabra que debe predominar es armonía, todo debe tener un mismo sentido, los diferentes colores, estampados, texturas y espacios deben jugar como un todo. Piensa en tu piso como en tu cuerpo, las manos son diferentes de los brazos, cada uno cumple su función y es diferente, en las manos usas anillos, pintas tus uñas y en los brazos usas diferentes tipos de ropa, manga corta, manga larga, etc. pero para decorar la unión usas pulseras. Pasa lo mismo con las diferentes habitaciones de tu hogar; cada una tiene una decoración diferente que depende de su función y la transición de un espacio a otro debe jugar con los dos, armonizando y definiendo el estilo.

En cada habitación puedes tener varios colores y texturas, lo importante es que contrasten y resalten manteniendo la armonía. Debes tener en cuenta todo lo que hay en el espacio, tienes determinados aspectos dados y difíciles de cambiar como el color y textura del suelo y paredes, sin embargo, teniendo en cuenta esto puedes elegir los muebles y los accesorios decorativos como obras de arte, retratos o apliques de pared.

Ten cuidado de no recargar demasiado un espacio ya que puede resultar estresante en lugar de acogedor, así, por ejemplo si tienes las paredes o los muebles de apariencia llamativa y fuerte, suaviza el ambiente con tonos suaves en el resto de la decoración, si por el contrario las paredes y los muebles son de olores claros y no llamativos, puedes entrar la atención en los cuadros, las obras de arte, flores jarrones o demás objetos que quieras usar.