Actualmente las escuelas e instituciones se enfrentan al poco espacio con el que cuentan para dividir a los estudiantes, por esta razón el presente artículo muestra la solución más recomendable y eficiente que se está utilizando en la actualidad, en las distintas instituciones para ampliar fácilmente sus aulas, brindando salubridad, seguridad y confort.

Con la llegada del Covid-19 la humanidad ha tenido que cambiar drásticamente en todos los aspectos, desde el sistema social y el modo en que vivíamos, hasta nuestros hábitos diarios. El Covid-19 ha provocado mucho revuelo en el hogar, en el trabajo y en todas las instituciones, llevándonos a tomar nuevas medidas que nos permitan cuidarnos a nosotros mismos, así como también a nuestros familiares y todos los que nos rodean.

Actualmente el sistema escolar, el sistema de salud, entre otros, se encuentran totalmente desequilibrados debido a la delicadeza que amerita enfrentarse a esta enfermedad que nos aleja socialmente.

Entre las medidas tomadas por los distintos gobiernos esta el distanciamiento social, así como otras medias de salubridad que puedan prevenir el contagio y la expansión del covid-19. Por este motivo todas las instituciones y el sistema escolar en general ha tenido que dividir las aulas, aceptando menos personas para cumplir con las medidas de seguridad.

Las escuelas cuentan con muy poco espacio para dividir a los estudiantes en varios grupos para cumplir con las normas de distanciamiento social, por lo que se necesita una solución practica que permita conseguir mas espacio y de esta manera los estudiantes puedan retornar a las clases sin problemas de espacio.

Una solución muy interesante que están utilizando las escuelas para enfrentar el poco espacio, es la utilización de aulas prefabricadas, las cuales son fabricadas antes de ser instaladas y posteriormente ubicadas en el terreno.

Estas aulas prefabricadas pueden ser construidas a la medida, diseñadas con las características necesarias requeridas en las escuelas para dividir a los estudiantes en varias aulas respetando las normas de distanciamiento. Estas aulas suelen ser muy espaciosas y confortables.

Actualmente las aulas prefabricadas son la solución mas inteligente al momento de enfrentarse al poco espacio, no solo en las escuelas si no también en el hogar, en las empresas, en los hospitales e innumerables lugares donde pueden servir como una solución.

Es posible elegir el diseño de un aula prefabricada, el material, el estilo y el tamaño. Estas aulas generalmente son construidas en un lapso de tiempo de 3 a 4 semanas, pero es posible construirlas en menos tiempo dependiendo de la necesidad.

Para la construcción de un aula prefabricada se utilizan materiales de primera calidad, pueden ser de concreto, madera, metal, PVC, entre otros, pero todos cuentan con medidas de seguridad y fortalecimiento para brindar una larga duración y garantía.

Por muchas razones la construcción de aulas prefabricadas se ha convertido en la solución más adecuada para enfrentarse al distanciamiento social, para prevenir el contagio y la propagación del covid-19, permitiendo ahorrar tiempo, esfuerzo y dinero en el proceso.