Por lo general cuando hablamos de decoración, lo que es visualmente atractivo para unos, no necesariamente significa belleza para otros. En otras palabras, la forma en la que decoramos nuestro hogar y la manera de ver el arte, es algo completamente subjetivo. Hay reglas de decoración que están hechas para ser rotas, pero hay también reglas de decoración que deben tomarse en cuenta para obtener los mejores resultados. En este sentido, a continuación les compartimos 5 errores comunes de decoración y qué hacer para evitarlos.

reglas de decoracion

  1. El tamaño sí importa!

Este es uno de los principales errores comunes de decoración que se presenta cuando se tiene una habitación amplia donde no se utilizan muebles de tamaño adecuado. Hay que evitar a toda costa el hacinamiento en los espacios y hacer que una habitación pequeña luzca más grande utilizando muebles de proporciones adecuadas.

  1. No todo tiene siempre que combinar

También suele ser una percepción equivocada en el segmento de la decoración, creer que toda la decoración debe combinar con todo lo que se tiene en el hogar. Lo cierto es que las habitaciones se benefician de la textura adicional, los patrones y los colores de otros elementos similares. De hecho, cuando se utilizan patrones y colores adicionales, se puede crear profundidad y dimensión en los espacios. Por ello es importante evitar colocar dos sofás de un mismo color o patrón y en caso de hacerlo, optar por colores sólidos como el blanco.

  1. Pintar sin comprobar

El color de la pintura en la lata, puede ser muy diferente a la pintura ya aplicada sobre la pared; por lo tanto es un error de decoración comenzar a pintar sin comprobar antes los colores. Hay que considerar que el color de la pintura puede variar de una habitación a otra debido a los cambios en la iluminación natural a lo largo del día, por ello lo mejor que se puede hacer es tomar dos muestras de pintura, una más oscura y otra más clara, y pintar directamente sobre un cartón para compararlo en las distintas habitaciones.

  1. Lo barato sale caro

Es perfectamente válido comprar muebles y otros elementos de decoración a precios bajos con la intención de ahorrar un poco de dinero. Lo que no se debe hacer es comprar un mueble barato simplemente porque es barato, siempre hay que tener en mente la calidad y si eso significa esperar y ahorrar un poco más, pues entonces hay que hacerlo.

  1. Decoración saturada

Muchos piensan que mientras más cosas decorativas agreguen a su hogar, se consigue un mejor atractivo visual, pero de hecho sucede todo lo contrario. Al hacer esto se le da a la habitación una apariencia de decoración saturada, sin mencionar que también se promueve el desorden y peor aún, hay muchas distracciones que hacen imposible mantenerse tranquilo y relajado. La recomendación aquí es distribuir los elementos de forma eficiente y en grupos, es decir, cada cual con su semejante. Si el espacio comienza a saturarse, es buena idea empacar algunos artículos por un tiempo y utilizarlos en otro momento.

Espero que os haya gustado este articulo. Compartirlo y darle votos sociales 🙂